Por decir algo...
El (Beta)Blog de Agustín Raluy
martes, diciembre 07, 2004

Más sobre bigokay (beta)

El sábado me ocurrió una cosa muy interesante. Concretamente en los comentarios al post 'Cartas al director' (no tengo permalink por ahora) me encontré con un mensaje de Bali (imagino que uno de los responsables) invitándome a probar bigokay, que ya está online (en pruebas). Los que me lean habitualmente recordarán que he hablado alguna vez en este blog sobre ellos (y no precisamente bien).

Así que me animé a probarlo. Y pese al entusiasmo y la pasión por el proyecto que muestran sus creadores, desde un punto de vista externo e intentando ser lo más objetivo posible, tengo que decir que sigue sin gustarme lo que veo. Ya he dicho en alguna ocasión que no tengo nada en contra de bigokay, y realmente deseo que las cosas le vayan estupendamente, pero creo que todavía tienen mucho que mejorar. Tal vez las siguientes lineas les sirvan como guía.

En mi anterior post hablaba sobre la idea de negocio en sí, decía que la corta historia de Internet había demostrado que, para el anunciante, pagar a cambio de visitas no funcionaba. Incidía además en el target: ¿realmente aquellos que pueden dedicar su tiempo a navegar a cambio de unos dólares son el target de los anunciantes? Y pensaba en gente joven. Bali me decía en su comentario que no sólo gente joven, sino también gente que se aburría en el trabajo. Interesante, pero no deja de ser más de lo mismo: ¿servirá esta gente aburrida en el trabajo que se quiere ganar un sobresueldo para que la inversión vuelva al anunciante y por lo tanto para sostener bigokay? Sigo creyendo que no... aunque nunca he sido pitoniso (ni lo he pretendido).

De todas formas, ahora que ya se puede acceder (en pruebas) a la web tengo alguna cosa más que comentar. El primer punto flojo, después de haber navegado por todo el sitio, es el aspecto general. Pese a que siempre he sido un defensor de la sobriedad en la web su diseño es demasiado sencillo para el visitante en busca de diversión. Una vez conseguido el apoyo del anunciante hay que atraer al jugador y su diseño, en mi opinión no acompaña. Demasiado texto plano seguido. Incluso difícil de leer en ocasiones debido al espaciado, tabulaciones y posición de las tablas. En este aspecto con las webs pasa un poco como con las personas: las prejuzgamos muchas veces por la primera impresión visual que tenemos de ellas y con su diseño actual, esa primera impresión de bigokay no es buena. El día a día de la convivencia entre personas hace que vayamos obteniendo más información con la que superar esa posible mala primera impresión, pero en el caso de las webs muchas veces no hay segundas oportunidades: si no nos gusta lo que vemos simplemente no volvemos. Definitivamente el diseño sería un campo a mejorar.

Relacionado con el diseño está el tema del idioma: un detalle que se agradece es que el sitio sea capaz de detectar nuestra procedencia y mostrarse en nuestra propia lengua de entrada. Pero al comenzar a leer vemos que la traducción (en el caso del español) no es del todo buena y algunos conceptos no se entienden completamente. Pensando en el target, gente joven que posiblemente todavía no domina otras lenguas, es importante que la web se encuentre en distintos idiomas para poder llegar a más gente. Pero en bigokay no deben perder de vista que su fuente de ingresos no son los jugadores, sino los anunciantes. En este punto hay que introducir un nuevo concepto: confianza. Para cualquier compañía la comunicación es un elemento importante en su estructura de marketing. Elegirá anunciarse en aquellos medios que, además de llegar a su público objetivo, le merezcan cierta confianza. Y una traducción pobre desde luego no ayuda a transmitirla, sobre todo cuando no existe una reputación previa, no hay posibilidad de un cara a cara (bigokay es una empresa húngara y no sé si tiene delegaciones en otros países) y por lo tanto toda la confianza debe generarse en la propia web. En ocasiones es mejor no traducir a no realizar una buena traducción.

Después de este primer paseo por la web llega el momento de registrarse. Un formulario de registro como tantos, incluyendo una imagen con números y letras para evitar registros automáticos automático. Entre la información que se nos pide (aunque no sea obligatoria en el momento del registro) están los datos bancarios. Es razonable que se pidan puesto que los premios son en metálico pero... ¡¡no se utiliza ningún protocolo seguro!! Los datos son enviados sin ningún tipo de cifrado... ¿he oído otra vez la palabra confianza? Definitivamente algo así no ayuda a generarla. Por otro lado, tal vez sería interesante pensar en algún modo alternativo para entregar los premios al de la transferencia bancaria, pensando sobre todo en el perfil de los jugadores. Es posible que los más jóvenes no tengan cuenta bancaria y que sus padres se nieguen a facilitar la suya, o simplemente que no conozcan sus códigos IBAN y SWIFT necesarios para las transferencias internacionales. Esto es algo que puede echar para atras a posibles usuarios en el momento del registro. Tal vez sería más interesante pedir estos datos más adelante y no en el momento del registro, utilizando un protocolo seguro y dejando claro que es necesario para poder llevar a cabo la transferencia.

Otra cosa que no me convence con respecto al registro (y con respecto el resto de la web) es la no distinción entre jugadores y anunciantes. Un único registro permite al usuario tanto jugar como proponer concursos, todo mezclado. No puedo evitar quedarme con cierta imagen de mercadillo. Creo que es más interesante dos zonas completamente diferenciadas: una bonita y atractiva para los jugadores y una segunda más 'seria' para los anunciantes totalmente diferenciada. Son audiencias distintas con objetivos distintos y por lo tanto habría que tratarlas de distinta manera, incluso en el proceso de registro.

Una vez registrado (en mi caso tardó casi un día en llegarme el email de confirmación, aunque eso seguramente no sea responsabilidad directa suya) ya se pueden tanto plantear concursos como jugar. Dejando de lado que yo separaría las dos vertientes, como he indicado anteriormente, todavía veo que la interfaz tiene mucho que mejorar. He encontrado problemas con los popups dependiendo de las configuraciones de distintos navegadores que me han impedido acceder a los concursos, y encuentro que la manera en la que se muestran los concursos y la manera de localizarlos no es buena (unos encima de otros sin posiblidad de ordenarlos ni de realizar búsquedas). De igual forma que tampoco queda muy 'profesional' el icono del servidor de estadísticas que aparece al pie de todas las páginas. Supongo que un experto en usabilidad (qué poco me gusta esa palabra... aunque dentro de poco os volveré a hablar de ella) podría comentar muchas más cosas.

Más o menos esto es todo, tampoco tengo intención (ni he sido contratado para ello) de elaborar un informe profesional. Sólo quería mostrar una opinión por encima, basada en un par de horas de navegación. Espero haber podido ayudar en algo a los chicos de bigokay... ¡mucha suerte!

Por cierto, tengo prevista una visita docente a Budapest para el próximo 2005. Tal vez podamos vernos y charlar un rato mientras tomamos un cafecito... :)

Publicado por Agustín a las 20:21

|

Por decir algo...

El (Beta)Blog de Agustín Raluy