Por decir algo...
El (Beta)Blog de Agustín Raluy
viernes, noviembre 19, 2004

Jugando con mis clientes

Nunca mejor dicho. Tras una sesión de navegación errática he encontrado la web www.bigokay.com. Por ahora es solo una front page que anuncia (incluso con signos de exclamación) que sólo quedan 4 días para comenzar a funcionar.

¿Qué es lo que ocurrirá dentro de 4 días? Pues, como dice la propia web, 'Concursos'. Concursos que 'además de crear nuevos contactos y ofrecer información a los participantes es recompensado con dinero donado por el organizador'.

La idea es que los anunciantes formulen preguntas a través de www.bigokay.com cuyas respuestas se puedan encontrar únicamente en las webs de los anunciantes. Así, un anunciante 'podrá contar con más visitantes'.

Y todo esto porque, como dice el lema de la web: 'Una publicidad puede ser alegre y juguetón, no tiene que ser molesto o desagradable. Es mejor una publicidad que dé alegría que una que sea molesta'.

Todo lo que he escrito en cursiva aparece textualmente en la web, errores gramaticales incluidos. A ver si he entendido bien la propuesta: ¿yo, anunciante, tengo que pagar dinero para contar con más visitantes? Buen comienzo.

¿Y de cuánto dinero estaríamos hablando? Pues dejando de lado la comisión comercial de www.bigokay.com tendría que ser una cantidad que compensase el coste de oportunidad de estar perdiendo el tiempo en una web que posiblemente ni siquiera interesa al visitante. ¿Cuánto tendrían que pagarnos a los que leemos blogs como este para compensar una pérdida de tiempo de 15 minutos?.

Vayamos ahora al otro extremo: ¿qué público puede permitirse realmente perder unas cuántas horas de su vida por cuatro duros? Posiblemente chiquillos que no tienen otra cosa mejor que hacer ante el panorama televisivo actual. Es decir: www.bigokay.com propone a las compañías pagar para que aumente el número de chavales que visitan su web. Chavales que, por otra parte, no tienen un duro y no van a comprar nada en la web del anunciante. Se podría hablar entonces de largo plazo, de darse a conocer para futuras compras... pero seamos realistas: para cuando llegue el tiempo de futuras compras, ese chaval habrá recibido tantísimos impactos publicitarios que el esfuerzo habrá sido ineficaz. Además www.bigokay.com desea más de un anunciante, por lo que la atención del navegante se repartirá entre todos ellos y la efectividad del impacto se verá reducida...

No sé, cuando leo cosas como pagar por navegar o cuantificar el éxito por número de visitas me acuerdo del comienzo comercial de esa cosa rara llamada Internet, de las grandes estupideces cometidas y de los sonoros batacazos que se produjeron al no ser capaces de comprender ni al medio ni al consumidor. Parece que hay algunos empeñados en no aprender... que le pregunten a Diversia.

Publicado por Agustín a las 08:20

|

Por decir algo...

El (Beta)Blog de Agustín Raluy