Por decir algo...
El (Beta)Blog de Agustín Raluy
jueves, diciembre 30, 2004

Concurso Master Blog Walqa

Hace unos días mantenía una conversación por email con mi amigo Carlos Serrano a propósito del concurso de posicionamiento en buscadores que están desarrollando en el MeBA que dirige.

En esos emails le decía que estaba siguiendo con interés el concurso desde que él mismo me lo dijo en un comentario a otro post y que estaba preparando un post al respecto. Esta tarde me he encontrado con este post de Enrique que me ha decidido a sacarlo del draft...

Todo nace con una propuesta del consultor especializado en marketing e Internet Ramón Añaños (no tengo el gusto de conocerle, pero espero será pronto) a los alumnos de su módulo en el master. Demostrando una actitud admirable, en lugar de limitarse a transmitir conceptos teóricos sobre posicionamiento en buscadores quiere ir un poco más allá y reta a sus estudiantes a poner en práctica lo aprendido para conseguir que sus sitios se sitúen lo más arriba posible al preguntar a Google por las palabras Master Blog Walqa. Yo mismo tenía pensado hacer algo parecido en mis clases el año que viene (si es que sigo en la Uni, pero esa ya es otra historia...).

Los sitios participantes son los de:
Pero la cosa no quedó ahí: además de impulsar la competición Ramón también introdujo el concepto de blog. Otro punto para Ramón y Carlos.

Lo que ya no me gusta tanto es cuando se mezclan las dos cosas. Hasta ahora he estado utilizando la palabra sitio, pero debería estar diciendo blog. Lo que los estudiantes tienen que posicionar no es un sitio web cualquiera, sino un blog. Llevo ya bastante tiempo en esto de los blogs (mucho tiempo leyendo y menos escribiendo) y creo que son otra cosa. Todos los blogs que conozco, o al menos los que me interesan, se caracterizan por tener contenido. Blogs puramente personales, blogs de relatos, blogs sobre tecnología, política, libros, marketing, música, derecho, innovación, economía... y me da la impresión que esto es incompatible con un concurso de posicionamiento. Como estudiantes aplicados que son los participantes están siguiendo todas las técnicas que se les van explicando en clase y eso limita la creación y la expresión de los intereses de los mismos. Creo que con un concurso de este estilo se está pervirtiendo la idea de blog. No se puede escribir con libertad ni seguir una línea de posts coherente con un condicionamiento tan fuerte detrás como puede ser un concurso. ¿Cuántos de estos blogs sobrevivirán la fecha de finalización del concurso? ¿No se podía haber hecho lo mismo con un sitio web normal?

Desde aquí me gustaría animar a los estudiantes del master (se lo diré en persona cuando tenga clase con ellos, dentro de un par de semanas) a que se olviden de que tienen un concurso detrás, y que le den un contenido, una línea a sus blogs. Esos contenidos son los que les darán, poco a poco, lectores y comentarios. Y que no se preocupen, que entonces esos enlaces externos tan valiosos en posicionamiento llegarán por sí solos. Y también les quiero animar a continuar con el blog una vez terminado el concurso: un blog es una forma muy interesante para hacer networking, crear nuevas relaciones personales que pueden llegar a ser importantes en sus futuros profesionales.

Es cierto que entonces a lo mejor no ganan el concurso, que tiene un horizonte temporal limitado, pero estoy seguro de que a medio y largo plazo el beneficio será mucho mayor. Además, nada les impide tener dos blogs: uno para el concurso y otro de verdad...

Por cierto, hablando de posicionamiento. Me extraña que nadie haya utilizado el mejor recurso posible para ganar. Me extraña que nadie haya... bueno, mejor no lo digo. Mejor se lo cuenta Ramón que de estas cosas sabe mucho más que yo :)

¿Mi favorito? El lector avispado ya lo habrá notado ;) Ahora ya sólo puedo decir una cosa: ¡que gane el mejor!

Update 6-I-2005: Os dejo un par de enlaces al respecto que he encontrado sobre el tema, que está dando bastante de qué hablar :) Ramón Añaños y Xeoweb (web especializada en posicionamiento).

Publicado por Agustín a las 21:44

|

Por decir algo...

El (Beta)Blog de Agustín Raluy