Por decir algo...
El (Beta)Blog de Agustín Raluy
miércoles, diciembre 29, 2004

SpreadFirefox Team: aficionados profesionales

El pasado jueves finalmente apareció el anuncio del lanzamiento de Firefox 1.0 en el New York Times.

Anuncio Firefox 1.0
(click para ampliar)

Hay que recordar que este anuncio ha sido financiado gracias a una campaña de donaciones y que en el anuncio aparecen los nombres de todos aquellos que han contribuido con su donación: el dibujo de la izquierda ha sido creado a partir de los nombres de todos los que han participado. Aquí podéis ver mi donación:

¡Salgo en el NYT!

Por cierto, que curioseteando un poco se pueden encontrar los nombres de otros ilustres blogueros...

El lanzamiento oficial de Firefox 1.0 fue el 9 de noviembre, y el anuncio debería haber aparecido en esa misma fecha. Sin embargo ha aparecido más de un mes tarde y prácticamente sin previo aviso. Y no sólo se publica tarde, sino que además parece que contine alguna errata en los nombres de algunos contribuyentes. Imaginen que contratan a una agencia de comunicación para que aparezca un anuncio en prensa en una fecha determinada y ese anuncio aparece sin avisar, tarde y mal. ¿Qué opinarían entonces? ¿Cuál sería su reacción? Posiblemente les llamarían chapuceros, aficionados, exigirían la devolución su dinero, les denunciarían por incumplimiento de contrato, empezarían a acordarse de sus familiares cercanos...

Sin embargo ni una sola voz de protesta se ha levantado, y eso que ya han pasado unos días desde la publicación del anuncio en el NYT. Las únicas quejas han sido las de aquellas personas que no pudieron reservar su ejemplar del NYT a tiempo. ¿Y eso por qué? Pues porque lo que querían los 'pagadores' del anuncio, lo que realmente querían, no era que saliese en una fecha determinada, ni siquiera que saliese correctamente escrito su nombre, sino hacerse oír. Y eso lo han conseguido. Y de qué manera. Medios de todos los rincones del planeta se hicieron eco primero de la iniciativa: era la primera vez que un programa libre se iba a anunciar en prensa. Y no en cualquier sitio: una página completa de publicidad del NYT. Después se hicieron eco del seguimiento, conforme el número de donantes iba sobrepasando una y otra vez las mejores predicciones. Se recibieron más de 10.000 donaciones en tiempo récord. Por último la publicación, no una página completa, sino dos. Y otra vez el nombre de Firefox volvió a sonar por todo el mundo. De hecho, el anuncio era lo de menos. Probablemente ninguno o muy pocos de los lectores habituales del diario decidiesen cambiar de navegador después de leer el anuncio. El resultado: 14.027.391 descargas en el momento de escribir este post.

No debemos olvidar que parte de la culpa del éxito la tienen esos chapuceros que no supieron tener un simple anuncio a tiempo, esos amateurs que el mismo día de la publicación mandaron un email a los suscriptores pidiendo disculpas por la tardanza, pidiendo disculpas por los posibles errores, pidiendo disculpas por no haber sido conscientes en un principio de la envergadura de lo que estaban haciendo y del titánico trabajo que conllevaba, esos diletantes que inmediatamente se ofrecieron a enviar gratuitamente posters con el anuncio a aquellos que no pudieron hacerse con su ejemplar del NYT o que se comprometieron a corregir todas las erratas y omisiones, crear un nuevo poster revisado y enviarlo gratuitamente a los damnificados; esos aficionados que contestan personalmente a cualquier email que reciben y confiesan sin ruborizarse que todo el proceso ha sido un continuo aprendizaje para ellos y que firman los emails como Bart, Chris, Rob, Chris, Blake, Daryl y Asa. A todos ellos, enhorabuena por un trabajo bien hecho. Ojalá hubiese más aficionados como ellos...

Publicado por Agustín a las 20:56

|

Por decir algo...

El (Beta)Blog de Agustín Raluy