Por decir algo...
El (Beta)Blog de Agustín Raluy
martes, diciembre 13, 2005

Pataleta

La semana pasada leí un artículo en ABC que me llamó bastante la atención: Nueva Orleáns instalará gratis internet sin cables como ayuda para la reconstrucción.

Me ha parecido muy interesante puesto que demuestra que la red, hoy en día, se empieza a considerar como imprescindible para poder crear una ciudad tal y como la conocemos. A día de hoy es impensable la idea de una organización (administración, servicios, seguridad...) municipal o en un tejido empresarial no conectados.

Hasta aquí todo bien. El problema surge cuando se opta como solución para garantizar conetividad una red inalámbrica gratuita. Técnicamente parece una solución inteligente, a priori es más sencillo cubrir una ciudad con ondas que con cables. ¿Problema? ¿Dónde está el problema? La ciudad gana, las empresas ganan, los particulares ganan... y las telefoneras, que ven peligrar sus enormes márgenes comerciales, se cabrean. Es más, en su rebote retiran sus donaciones ¿solidarias? a la ciudad, como es el caso de BellSouth que después de donar un edificio dañado para la policía lo ha retirado apenas unas horas después del comunicado del alcalde sobre la red inalámbrica gratuita.

Curioso gesto... revenge, que le dicen los americanos. En mi pueblo, simplemente, pataleta.

Hace un año: ¡Por fin!

Publicado por Agustín a las 08:24

|

Por decir algo...

El (Beta)Blog de Agustín Raluy