Por decir algo...
El (Beta)Blog de Agustín Raluy
jueves, diciembre 08, 2005

El que tenga oídos...

Esta vez quiero contar una historieta que he podido seguir en tercera persona en uno de los blogs que han abierto mis alumnos para la asignatura que imparto este curso.

Concretamente en el blog de Carlos Bascuas, uno de los primeros que se abrieron y más activos. Una de las prácticas de la asignatura consistía en abrir blogs en distintos sitios de publicación y hacer una comparación entre ellos. Carlos optó por poner algunas conclusiones del estudio que hizo con José María Ibáñez en su blog. Concretamente, los sistemas comparados fueron Bitacoras.com, Blogger, Zoomblog y Blogia. Hasta aquí todo normal: Carlos publicó el post con la comparación el lunes día 5 a las 10h57 y a lo largo del día llegaron algunos comentarios, básicamente de gente conocida. Lo usual.

Sin embargo, durante la mañana del día siguiente se registraron dos comentarios inusuales. El primero de un tal Roberto A. puntualizando algunos detalles sobre Blogia y el segundo de un tal R. Andreo en el mismo sentido, aunque esta vez sobre Zoomblog. ¿Qué tienen estos comentaristas de particular? Tal vez a muchos no les digan nada los nombres, pero los que se mueven habitualmente por estas aguas seguramente habrán reconocido a Roberto Abizanda y a Rogelio Bernal, creadores y responsables de Blogia y Zoomblog respectivamente. Sacando el ejemplo del mundillo blogosférico, es como si hubiésemos estado hablando sobre Windows y vienese Bill Gates a comentar, o acudiese Florentino Pérez a puntualizar algo que hubiésemos podido decir acerca del Real Madrid.

Tomemos un poco de distancia. Alguien en un insignificante* blog escribe algo acerca de un par de compañías y en apenas unas horas los presidentes de esas compañías en persona (uno de ellos desde la otra punta del mundo) entran en la conversación con puntualizaciones, aclaraciones y ampliando la información original. Fuerte, ¿no?

Me gustaría que viésemos esta historieta desde un doble punto de vista. En primer lugar puramente técnico, de información. Si Roberto y Rogelio han accedido a ese post no ha sido porque alguien les haya dado el chivatazo de que hablaban sobre ellos, sino porque han sido capaces de montar un sistema de información que les permite saber prácticamente en tiempo real cuándo alguien habla sobre ellos, sus empresas o sus productos, dónde lo dicen y qué es lo que dicen. Un sistema de información que, por otra parte, está al alcance de cualquiera de nosotros, sin necesidad de grandes requerimientos humanos, técnicos o económicos. Conocer a sus clientes: el sueño de cualquier departamento de marketing.

El segundo punto de vista, más importante que el primero, sería el de la mentalidad. Para obtener la información hace falta poco más que una persona que sepa qué es eso de Technorati y qué es un agregador. Sin embargo, para tener la voluntad de entrar en la conversación, para tener la voluntad de escuchar y actuar en consecuencia, hacen falta algo más que un par de oídos...

Esa mentalidad, que es lo verdaderamente importante, es la que tienen Roberto y Rogelio. Mis más sinceras felicitaciones a los dos.

*Insignificante en el sentido de ser uno entre las decenas de millones de blog que hay por todo el mundo, y no precisamente de los que tienen cientos de miles de visitantes al día.

Hace un año
: Casualidades actualizadas, El tamaño importa, Problema Blogger-FTP

Publicado por Agustín a las 21:45

|

Por decir algo...

El (Beta)Blog de Agustín Raluy