Por decir algo...
El (Beta)Blog de Agustín Raluy
domingo, abril 03, 2005

Long Beach, CA

Me gustaría poder decir que he adquirido una casita en en Long Beach, pero no me gusta mentir... y además tampoco sé hacerlo.

Pero bueno, ya que no podía ser un chalecito con vistas a la playa, me conformé con un número de teléfono: soy el afortunado poseedor de un número de teléfono localizado en la soleada California. Puede ser divertido darle a la gente mi nuevo número: 'No, este fin de semana no estoy en Zaragoza. Pero puedes localizarme en el teléfono de Long Beach'. Creo que me mirarían con cara rara...

Ahora ya en serio. No, no me he vuelto loco. Y sí, sí que tengo un número de teléfono en Long Beach. ¿Cómo es eso? Gracias a SkypeIn. Ya conocíamos SkypeOut, la funcionalidad de Skype que nos permite llamar desde nuestro ordenador a cualquier teléfono, fijo o móvil, en cualquier lugar del mundo. SkypeIn sería el servicio recíproco. Nos permite recibir llamadas en nuestro ordenador a través de Skype realizadas desde cualquier número de teléfono.

Al contratar SkypeIn, se nos asigna un número de teléfono corriente, como el que podemos tener en nuestras casas, de forma que cuando alguien llama a ese número recibimos la llamada directamente en nuestro ordenador. ¿Qué ventajas tiene eso? Principalmente dos: por un lado se multiplica la capacidad de nuestra red. Ya no somos accesibles únicamente desde la propia red de Skype, sino desde cualquier teléfono. Es como si tuviesemos un teléfono fijo al que cualquiera puede llamarnos en nuestro ordenador. Pero por otro lado se trata de un teléfono fijo que se encuentra físicamente localizado en el lugar en el que estemos conectados en cada momento. Si me conecto en mi casa, el teléfono está en mi casa. Si me conecto en el trabajo, el teléfono está en mi trabajo. Si me conecto desde la PDA en la WiFi de un aeropuerto, mi teléfono está en el aeropuerto... y si no estoy conectado, todavía queda el buzón de voz que regalan con SkypeIn.

Pero... ¿por qué Long Beach? Simplemente porque por ahora el servicio SkypeIn está en fase beta y sólo disponible en Reino Unido, Francia, Hong Kong y Estados Unidos. Si tenemos en cuenta que en el Reino Unido están agotados y que en Francia y Hong Kong exigen residencia... Estados Unidos no parecía tan mal sitio. Como curiosidad puedo decir que tras elegir el país, Skype da la posibilidad de elegir al usuario qué número prefiere entre la lista de números disponibles. Así que me entretuve un poquito en mirar a qué localización correspondía los distintos prefijos y me encontré conque había uno disponible a la orilla del mar... :)

Así que desde el pasado martes, podéis contactar conmigo en el número que aparece en la imagen:

SkypeIn

Eso sí, cuidado porque si marcáis ese número estaréis llamando a los Estados Unidos. No me hago responsable de las facturas telefónicas.... Por cierto, tengo que agradecer a Pedro por brindarse a hacer un par de llamaditas internacionales desde su móvil y ayudarme a comprobar lo bien que funciona el invento...

SkypeIn Calling
(click para ampliar)

Ya estoy contando los días para que el servicio esté disponible en España...

Publicado por Agustín a las 18:20

|

Por decir algo...

El (Beta)Blog de Agustín Raluy