Por decir algo...
El (Beta)Blog de Agustín Raluy
martes, noviembre 09, 2004

Comunicación total (y autobuses)

La tecnología nos permite comunicarnos con cualquier persona en cualquier parte del mundo en cualquier momento cada vez con una mayor facilidad y a un menor coste.

La tecnología ha creado nuevas formas de comunicación, nuevos tipos de relaciones sociales y culturales. Podemos relacionarnos y crear lazos afectivos con gente a la que ni siquiera conocemos a miles de kilómetros de distancia y tratarlos como si los tuviésemos apenas a dos metros. Un ejemplo de esto, sin ir más lejos, dio origen a este blog: antes de aquel día yo sólo los conocía por haberlos leído (y ellos por haberme leído a mí).

Ese con cualquiera, en cualquier momento, en cualquier lugar es lo que llamo comunicación total. Nunca hemos estado más cerca de nuestros semejantes que ahora. Pero entonces... ¿por qué son cada vez más comunes a nuestro alrededor imágenes como esta?

Comunicación total
(click para ampliar)

La he sacado esta misma mañana con el móvil, pero podía haberla sacado ayer, anteayer, cualquier otro día... Vengo observando recientemente en los autobuses de Zaragoza que mucha gente se sienta en el asiento más alejado de la ventana con el único objetivo de entorpecer el paso a otras personas. Hay tan poca distancia entre las filas de asientos que resulta muy incómodo pasar por encima del que está sentado para llegar al asiento cercano a la ventana. Esta imagen la he tomado a primera hora, y os puedo asegurar que el autobús iba lleno, con muchísima gente de pie. Pero no es la actitud de aquellos que prefieren aislarse y hacer esto para no tener a nadie al lado lo que me parece extraño, sino la actitud de aquellos que están de pie, deseando sentarse que por no tener que acercarse y preguntar ¿se puede usted mover? o ¿me deja pasar?, por no molestarse, por no relacionarse con un extraño, por no realizar un mínimo gesto de comunicación, se quedan de pie mientras ven pasar las paradas.

Como decía, comunicación total...

Publicado por Agustín a las 18:03

|

Por decir algo...

El (Beta)Blog de Agustín Raluy