Por decir algo...
El (Beta)Blog de Agustín Raluy
sábado, enero 15, 2005

IM spam, blogs y viralidad

Una de las muchas formas de spam que podemos encontrar es el de la mensajería instantánea. Los usuarios tienen la libertad de escoger el nombre con el que desean ser conocidos y esta libertad, en ocasiones, se convierte en una buena forma para hacerse un poquito de publicidad. Así, alguna vez me he encontrado a un amigo promocionando su empresa entre sus conocidos, o su bitácora, o simplemente la web en la que aloja las fotos de su cachorrito... En este sentido nunca me ha gustado autopromocionarme (llámenme soso), y de hecho siempre suelo utilizar el mismo nombre: Chrysalis (si me necesitas, silba).

Pero no estaba hablando de mí, que es un tema muy aburrido, sino de spam en mensajería instantánea. Resulta que ayer, cuando se desconectó un contacto, me pareció leer una URL en el aviso de desconexión. E impulsado por la curiosidad, abrí el log para recuperarla. Concretamente había escrito 'Visita www.quediario.com, en Zaragoza'. Recordemos que esa URL hace referencia al nuevo diario gratuito de Recoletos que empieza a distribuirse la próxima semana. Como ya se ha comentado en otros sitios, la versión online del diario se fundamenta en blogs mantenidos por los propios lectores. ¿Qué quería decir entonces ese nombre? ¿Estaba mi amiga publicitando el diario? Pues no... ¡resulta que Silvia se ha vuelto bloguera!

Con la de cosas que tiene que contar seguro que le va muy bien su experiencia blogosférica... ¡incluso ha tenido ya un comentario de Tausiet!. Pero ayer, en el momento en que descubrí el blog, todavía no lo tenía. Así que, orgulloso por poder ser el primero en comentar, me dispuse a darle la bienvenida al mundillo. Problema: el sistema de comentarios requería registro... Ya empezamos. Si opté por desechar el sistema de comentarios de Blogger para este (beta)blog fue precisamente por eso, por requerir registro para los comentarios. Muchas veces se quitan las ganas de comentar simplemente ante la idea tener que escribir un login y un password. Creo que el registro no favorece la aparición de comentarios, de la misma forma que creo (ya lo he dicho alguna vez) que los comentarios son lo más importante de un blog. Así que la primera impresión ya me echó para atrás.

Pero bueno, es mi amiga y me hacía ilusión saludarle, así que decidí perder esos minutos y registrarme. Lo que encontré fue que, al igual que en Blogger, el registro implica automáticamente la creación de un blog. El mismo hecho de escribir un comentario implica que el comentarista tiene la posibilidad automática de convertirse en autor... Y probablemente esta estrategia viral consiga su propósito. Si mi amigo escribe, ¿por qué no puedo hacerlo yo? Aunque más probablemente todavía, lo que realmente consiga sean cientos de blogs vacíos. No quiero ser aguafiestas, pero es que, de la misma forma que creo en la libertad para escribir, creo también en la libertad para no hacerlo...

Finalmente, como decía, me registré, y escribí mi comentario. El resultado del proceso es que, además de este (beta)blog y del peliculero, desde ayer tengo una tercera bitácora. Os dejo una imagen...

Viralidad en Qué!
(click para ampliar)


Update: Por curiosidad, acabo de intentar crear un comentarista 'fantasma' en Blogger con la letra q, y añadiendo qs he tenido que llegar hasta el usuario qqqqqqqqqqqqqqqqqq... ¿Realmente utilizarán el blog los otros 17?

Publicado por Agustín a las 20:27

|

Por decir algo...

El (Beta)Blog de Agustín Raluy