Por decir algo...
El (Beta)Blog de Agustín Raluy
miércoles, octubre 10, 2007

Parecidos... ¿razonables?

Hace ya más de dos años que Pedro empezaba a hablarnos de las dudas que los sistemas de licencias para la gestión de derechos de autor le suscitaban cuando nos encontrábamos en un marco de derecho continental.

Tras mucho esfuerzo consiguió dar forma a ColorIuris, basado en contratos y en la figura del tercero de confianza en el que se depositan dichos contratos. Hoy, dos años después, esta iniciativa es ya una sólida realidad en la que se apoyan miles de creadores a lo largo y ancho del mundo.

Hoy he leído este artículo en El País. ¿Rigor jurídico, tercero de confianza? Pues fíjate que a mí todas esas novedades ya me sonaban...

No he podido evitar sorpenderme. Sorprenderme y, por qué no decirlo, molestarme un poquito. No por el hecho de haber lanzado un producto así (están en su pleno derecho, faltaría más) sino porque el artículo deja la sensación de que más allá de este producto no hay nada, y que todas las ideas, esfuerzo e ilusión invertidas por Pedro y su equipo no han existido nunca. Un sabor amargo...

Publicado por Agustín a las 08:42

|

Por decir algo...

El (Beta)Blog de Agustín Raluy