Por decir algo...
El (Beta)Blog de Agustín Raluy
lunes, enero 17, 2005

Retroviralidad en Skype

Mi historia con la mensajería instantánea comenzó cuando un buen día un amigo informático me mostró un programita con una florecilla verde llamado ICQ (I Seek You). Recuerdo que aquel día los conceptos de tiempo y espacio cambiaron para mí.

Sin embargo, parece que por estos lares el sistema de mensajería que se acabó imponiendo fue el MSN de Microsoft, probablemente como consecuencia del auge de Hotmail. Así que durante una temporada, antes de empezar a utilizar Trillian (que sigo utilizando) como solución a la dualidad ICQ/MSN, los clientes de ambos sistemas de mensajería instantánea coexistieron en mi equipo. Recuerdo que cada pocas fechas el cliente de MSN mostraba una ventanita invitándome a descargar la nueva versión y a actualizar el software, sin indicar siquiera las ventajas que dicha actualización reportaría. Creo que todavía ahora esa ventanita sigue apareciendo... La estrategia es clara: aunque no quieras actualizarte, te vamos a machacar con la dichosa ventanita hasta que des el brazo a torcer.

Uno de los programitas de moda hoy en día es Skype. Mientras estoy escribiendo esto se van a alcanzar los 52 millones de descargas del software, que se dice pronto. Sobre todo, si las comparamos con las sólo 18 millones de Firefox hasta la fecha... (hay cierta demagogia aquí, porque Firefox lleva mucho menos tiempo publicado). Skype, además de permitir conversaciones de voz entre usuarios y la realización de llamadas a redes telefónicas convencionales, también puede utilizarse como cliente de mensajería instantánea, añadiendo algunas mejoras sobre otros sistemas como pueden ser el cifrado extremo a extremo de la comunicación.

¿A qué viene todo esto? Skype ha publicado hace unos días su versión 1.1 (al menos para Windows). Esta versión trae sustanciales mejoras e incluye alguna característica nueva como puede ser la multiconversación en modo texto. Sin embargo, y al contrario que MSN, Skype NO muestra ninguna ventanita invitándonos a actualizar el software. ¿Cómo nos enteramos pues de la existencia de una nueva versión y de las ventajas que puede tener para nosotros la actualización? Fácil: tenemos dos opciones. La primera consiste en utilizar la típica opción 'Comprobar actualizaciones' del menú. La segunda es bastante más interesante...

Skype Update
(click para ampliar)

Es conocido que la velocidad de la manada viene determinada por la velocidad de su unidad más lenta. Aquí ocurre lo mismo: las funcionalidades de una conversación textual con Skype van a venir también determinadas por las funcionalidades de la versión más antigua entre las participantes. Lo curioso del asunto, como se ve en la imagen, es que aunque al poseedor de la versión antigua no le aparece ningún aviso de actualización, ese aviso sí que les aparece a sus contactos que ya se han actualizando. Y este aviso les dice que si no pueden aprovechar al máximo su nueva versión, es únicamente por culpa de aquel que todavía no se ha actualizado... De manera que el que te va a presionar para que realices la actualización ya no es el propio programa, sino otra persona, tu propio contacto.

Si la viralidad consiste en transmitir a una tercera persona para su beneficio aquello que previamente habíamos recibido, para este caso podríamos acuñar el término retroviralidad, entendido como la transmisión de algo a una tercera persona para su beneficio de forma que por medio de una retroalimentación nosotros también salgamos beneficiados. Esto es precisamente lo que está haciendo Skype. Y como propuesta me parece ciertamente interesante...

Publicado por Agustín a las 23:25

|

Por decir algo...

El (Beta)Blog de Agustín Raluy