Por decir algo...
El (Beta)Blog de Agustín Raluy
domingo, enero 30, 2005

Odisea dominical

Para que luego digan que no se venden periódicos...

Antes de coger el autobús para venir a la Escuela me he entretenido por el centro de Zaragoza para intentar comprar el diario 'El País' de hoy. No lo quería por las noticias (para eso ya tengo mi Bloglines y suscripción desde la Universidad). Hoy, junto con el diario, regalaban una edición bastante interesante en DVD de la película 'Casablanca' que incluye un librito con datos de la misma. Algo tendrá esta película que no tiene la constitución europea que regalaban hace un par de semanas porque me ha resultado casi imposible encontrarla... en todos los quioscos estaba ya agotada. He necesitado pasar por 7 para poder comprarla en uno pequeñito y bastante escondido. Y era la última que les quedaba... Es cierto que parte de la culpa es mía, por no haber madrugado: he salido de casa a las 9h30 y no la he encontrado hasta casi las 10h. De acuerdo, soy un dormilón, pero es que ayer fue un día 'intenso' y creo que merecía el descanso...

¿Por qué comprar otra vez Casablanca? Los que me conocen saben que ya la tengo. Es más, la tengo en VHS, la tengo en DVD, volví a comprar la edición especial en DVD de su 60º aniversario... pues además de que sólo costaba 2 euros, por puro fetichismo. Y es que esta película me encanta.

Recuerdo la primera vez que la vi. Fue en el colegio, en clase de Historia, tendría unos 11-12 años. Imagino que el profe nos la pondría para ilustrar lo malos que eran los nazis, lo buenos que eran los buenos y el poder que tienen 100 almas entonando La Marseillaise (Contre nous de la tyrannie). Por más veces que haya visto la película esa escena todavía me pone los pelos de punta... Recuerdo incluso que me sorprendio el atípico final: era la primera película que veía en la que 'el chico' y 'la chica' no acaban juntos. Claro, que entonces no sabía nada del amor. Y ahora tampoco, así que no sé por qué ando escribiendo tonterías... El caso es que desde entonces la he visto unas cuantas veces más, y con cada visionado he descubierto nuevos detalles, nuevas lecturas que la hacen cada vez más fascinante. Me sucede como con algunas personas, las que valen la pena, que cuanto más las conoces más te sorprenden y más quieres conocerlas...

Animo a todos los que todavía no hayan disfrutado de la película a que lo hagan. Si pueden hacerse con ella baratita como hoy, que lo hagan, y si no... que me la pidan: ¿para qué narices puedo querer tres copias en DVD si no es para prestarlas? ;)

Publicado por Agustín a las 10:33

|

Por decir algo...

El (Beta)Blog de Agustín Raluy