Por decir algo...
El (Beta)Blog de Agustín Raluy
domingo, diciembre 19, 2004

Una escena inusual

Las paradas de autobús son sitios interesantes. Durante los minutos en los que espero ver acercarse al número que me tiene que llevar a la otra punta de la ciudad, me gusta fijarme en la gente que hay a mi alrededor. Me pregunto a dónde van y en qué estarán pensando en ese momento. Tal vez en las ocho horas de aburrido trabajo que les están esperando cuando lleguen a su destino, o en el abrazo de su pareja del que disfrutarán en apenas unos minutos... Algunos miran nerviosamente sus teléfonos móviles, otros aspiran el humo de sus cigarrillos como si fuese a ser la última calada antes de la llegada del autobús, otros simplemente esperan con la mirada perdida en el horizonte, sumidos en sus pensamientos.

Esta mañana la parada estaba vacía. Había una niña, de unos 10 años, completamente sola. Me he fijado en sus zapatos: en uno ponía perro (dog) y en el otro gato (cat). Pero lo más curioso es que estaba leyendo, muy concentrada. Se trataba de un libro infantil, cuyo título no he podido leer bien (aunque creo que contenía la palabra canario) y parecía ambientado en oriente.

Niña leyendo Niña leyendo

En el rato que ha estado en la parada la he visto sentada, luego se ha levantado y se ha ido a la esquina y por último se ha sentado junto a mí. Dos personas separadas por unos 15 años sentados una junto a otra leyendo en una parada de autobús un domingo a las 11 de la mañana... Cuando ha llegado su autobús se ha subido y la he visto alejarse calle abajo.

No tengo datos, pero me da la sensación de que los niños de hoy en día apenas leen. Nunca he visto con un libro en las manos (por placer) a mis hermanos pequeños, y es la primera vez en muchos años que veo a un niño hacerlo en la parada del autobús. Supongo que por eso me ha impactado tanto esta imagen. Aquí suelo hablar de tecnología, de innovación, de cambios en nuestra sociedad... me gusta ver las cosas cambiar. Pero al mismo tiempo espero que la buena literatura siga presente en nuestras vidas durante muchos años...

Publicado por Agustín a las 11:56

|

Por decir algo...

El (Beta)Blog de Agustín Raluy