Por decir algo...
El (Beta)Blog de Agustín Raluy
viernes, marzo 02, 2007

Mentirosos, cojos, piedras, manos... y reventas

La verdad es que algunos de los comentarios que se reciben en este blog son la mar de curiosos. Y menudo juego dan...

Sin ir más lejos, me ha llamado bastante la atención uno de los recibidos a raíz del post de ayer sobre la gran cagada el pequeño desastre que se originó con la venta electrónica de entradas para el concierto de Héroes del Silencio. El comentario, que firma un tal Tidos, dice:
Deja de meterte que si reventas ni historias, y ya que lo haces, que sea veridico, por que el enlace de tu pagina no lleva a ningun sitio... No hay nada en el enlace. O sea, que menos publicidad y demas, y el que quiera entradas, como los peces, que se moje el culo.
¡Ah! Y antes de que nadie empiece a crucificarme... las faltas de ortografía y la peculiar sintaxis ya estaban allí, me he limitado a ejercer el noble arte del copy-paste (citando la fuente, claro está). Con respecto a la firma, por supuesto, el amigo Tidos se refugia en un pseudónimo acompañado por una ristra de caracteres sin sentido a modo email y página web. Vamos, todo un perfecto anónimo de nuestro tiempo.

Pero vamos con el comentario, creo que vale la pena analizarlo en detalle:

-Deja de meterte que si reventas ni historias. ¿Reventas e historias? Vaya, tendré que fijarme más la próxima vez que escriba un post. Y yo creyendo que estaba hablando de Ibercaja y de la venta electrónica de entradas... Por otro lado, ¿me está diciendo sobre qué puedo hablar y sobre qué no puedo hablar en mi propio blog? Permitidme que me ría...

-Y ya que lo haces, que sea veridico, por que el enlace de tu pagina no lleva a ningun sitio... No hay nada en el enlace. No contento con pretender controlar la temática de mi blog, ahora me llama mentiroso. Y lo hace en mi propia casa, manda narices. Al menos tiene el detalle de aportar pruebas de mi gran mentira: el enlace no lleva a ningún sitio. Una prueba contundente, sí señor.

Más adelante volveré a este tema, por el momento prefiero dejarlo correr. Creo que los dos años y pico de este blog avalan suficientemente la credibilidad de todo lo que publico.

-O sea, que menos publicidad y demas, y el que quiera entradas, como los peces, que se moje el culo. Esta última frase es ya directamente de Expediente X, no hay forma de entender nada.

Un comentario de lo más críptico... lo cual es, en cierta manera, incluso normal. Sabemos, lo vivimos en el día a día, que las palabras por sí solas dicen bastante poco. Necesitamos de la ayuda del contexto, del conocimiento de nuestro interlocutor y de las circunstancias que rodean la conversación para poder matizar y comprender el verdadero alcance de las mismas. Y esta información adicional es precisamente aquella que no tenemos cuando nos encontramos un comentario anónimo. De ahí que comentarios como este de Tidos sean realmente difíciles de interpretar.

Bueno... más o menos. A lo mejor es más fácil de lo que parece.

Y es que el anonimato en Internet no es tan anónimo como lo pintan. Por ejemplo, cada vez que dejamos un comentario en un blog (sea en este blog o en cualquier otro) hay varios datos que quedan guardados. Algunos de estos datos son el nombre, la dirección de email y la dirección de la página web, que con suma maestría nuestro amigo Tidos ha decidido ocultarnos en esta ocasión.

Pero es que, además, al mismo tiempo también quedan registrados otros datos, no modificables por el comentarista, como son la hora a la que se ha escrito el comentario y la IP desde la que se ha realizado la conexión. Siguiendo nuestro ejemplo, el comentario se publicó a las 21:14 desde la IP 80.33.222.241. Podemos comprobarlo (datos de HaloScan) en la siguiente imagen:

IP del comentario
(click para ampliar)

Por otro lado están los sistemas de estadísticas: que no haya un contador de visitas a la vista no quiere decir que no estén presentes y que no me interese obtener la mayor cantidad de información posible sobre mis visitantes. En este blog, de hecho, hay sistemas de estadísticas por partida triple. Dicho esto ya sólo resta empezar a tirar del hilo...

Con una simple búsqueda de la dirección IP del comentario en PHPStats encuentro que, en los últimos 2 años y pico, sólo se ha recibido una visita desde esa dirección IP, concretamente a las 21:01. Parece que hay cierta correlación: el visitante entra a las 21:01 y 13 minutos después publica el comentario. En ese intervalo, nuestro anónimo protagonista tiene tiempo de sobras para leer el post y escribir su comentario.

Visitante sorpresa
(click para ampliar)
[Tamaño real]

Como podemos comprobar en la imagen (estadísticas de Reinvigorate, gracias Sean), el sistema nos ofrece más datos, además de la IP y de la hora. Concretamente hay uno de los datos que es particularmente interesante... Me estoy refiriendo a lo que se conoce como Referrer, es decir, tal y como indica la flechita en la imagen, la página web desde la cual el visitante llega a este blog. En este caso http://mtellolorenzo.spaces.live.com/Settings/Stats, la zona de estadísticas de un MSN Live Space.

Si alguno de los lectores de este post, en un acto de curiosidad, ha intendado hacer click en el enlace... habrá comprobado que es automáticamente redireccionado a la página principal de ese MSN Live Space. ¿Por qué pasa eso? ¿Por qué el enlace no nos lleva a la zona de estadísticas? Muy fácil: porque NO somos el administrador de ese MSN Live Space. Si lo fuésemos, tendríamos que ver algo así:

Estadísticas en MSN Live Spaces
(click para ampliar)
[Tamaño real]

Es decir, la única forma posible de que la zona de estadísticas de un MSN Live Space pueda ser un Referrer es... que el visitante sea el propio administrador del MSN Live Space. De lo que se deduce que nuestro comentarista es el administrador de ESTE ES MI SITIO, Y ESTA ES MI ESPINA, casualmente el sitio desde el cual se estaba llevando a cabo la reventa.

Lo cual nos lleva al asunto que hemos dejado pendiente un poquito más arriba... el famoso enlace que no funciona. Es decir, la prueba de que soy un mentiroso. Aquí podría recurrir a los posteriores comentarios de jesus y MOR en los que dicen que ellos sí que han podido seguir el enlace y han visto la reventa con sus propios ojos (incluso coinciden en los precios). Pero claro, uno es hermano y el otro es amigo, así que alguien podría pensar que son testimonios sesgados. Así que para evitar suspicacias, mejor buscaré un testigo neutral... ¿nos vale Technorati?

Simplemente buscando por entradas heroes y recorriendo los resultados hasta llegar a las entradas de ayer (1 de marzo) por la mañana, deberíamos ver algo como esto:

Reventa de entradas
(click para ampliar)
[Tamaño real]

Si leemos el contenido del artículo titulado Entradas Héroes del Silencio vemos como, efectivamente, se están vendiendo un boli del grupo por 800€ (y cuatro entradas de regalo) y un poster por la módica cantidad de 1000€ (y cuatro entradas en zona preferente de regalo). No sé en el resto del mundo, pero en mi pueblo a eso le llaman reventa, con todas las letras. Y creo recordar que es ilegal.

Pero es que si, además, nos fijamos en la dirección web de ese artículo (a pie de página en la imagen) se puede comprobar de un vistazo que coincide con el enlace que yo publiqué. Lo que sí es cierto es que ahora mismo el enlace no apunta hacia ningún sitio porque el artículo desde el que se pretendía llevar a cabo la reventa ya no existe. ¿Qué ha pasado con él? La explicación más plausible es que Tidos lo haya borrado/retirado (¿en ese intervalo de 13 minutos?), pero realmente no lo sé, sólo puedo conjeturar. La única manera de saberlo a ciencia cierta sería que el propio Tidos nos lo contase.

Ala, que bastante largo me ha quedado ya. Que cada cual saque sus propias conclusiones...

Publicado por Agustín a las 00:09

|

Por decir algo...

El (Beta)Blog de Agustín Raluy