Por decir algo...
El (Beta)Blog de Agustín Raluy
viernes, octubre 20, 2006

Perseverancia

Cada mañana, mientras me doy mi paseito diario camino de la oficina, me cruzo con el repartidor de uno de estos diarios gratuitos. Siempre lo encuentro en el mismo sitio, como si ya formase parte del mobiliario urbano: en la esquina, a un par de metros del porche y a unos cinco o seis del semáforo.

Nunca cojo diarios gratuitos. Lo hacía en tiempos, cuando comenzaron a repartirse por la ciudad, casi más por cogerlos, por la novedad, que por otra cosa. No los leía y lo único que hacía era meterlos en la mochila y pasearlos por toda la ciudad a la espera de terminar en la caja del reciclaje. Así que un día decidí no volver a cogerlos.

Desde de que mudé y empecé a seguir esta ruta para ir al trabajo, hace ya casi 9 meses, me cruzo cada mañana con el mismo repartidor. Y aunque cada día le digo que no, ahí está la mañana siguiente intentando poner en mi mano un ejemplar de su diario.

¿Profesionalidad? ¿Perseverancia? ¿O simplemente es que quiere librarse lo antes posible de todos los ejemplares?

Publicado por Agustín a las 11:59

|

Por decir algo...

El (Beta)Blog de Agustín Raluy