Por decir algo...
El (Beta)Blog de Agustín Raluy
viernes, junio 02, 2006

Viralidad política

De enlace en enlace y tiro porque me toca, llegué anoche a hasta Pasq-man. Se trata del entrañable Pac-man de toda la vida... con bigote. El objetivo del juego es conseguir que Pasqual Maragall vaya realizando acciones de gobierno evitando a los fantasmas que no quieren dejarle gobernar. Parece ser que el jueguecillo ya llevaba un tiempo dando vueltas por ahí.

Pero es que, además del Pasq-man original, también encontré otra versión a propósito del próximo referéndum sobre el estatut en el que piden, lógicamente, el voto que más les interesa.

Ya sabéis que a mí los políticos, sean del signo que sean, me dan cierto repelús. Así que no entraré a valorar el contenido político de las dos versiones de Pasq-man. Eso sí, como herramienta de marketing político, les ha quedado una cosita simpática, imaginativa y la mar de resultona...

Publicado por Agustín a las 22:51

|

Por decir algo...

El (Beta)Blog de Agustín Raluy