Por decir algo...
El (Beta)Blog de Agustín Raluy
sábado, octubre 29, 2005

Borreguismo

Esta semana estuve de feria. Concretamente en el Barcelona Meeting Point. Una de las atracciones de la misma era la posibilidad de ver a la ministra Trujillo (la de vivienda) en directo.

Pero claro, una cosa es escuchar el speech de un político y otra cosa es lo que se monta alrededor suyo. Vale, admito que la clase política, sea del signo que sea, no es precisamente de mi admiración. Pero... ¿realmente es razonable esa idolatría que generan a su alrededor?

¡Se regalan caramelos! ¿Se regalan caramelos? (30 segundos después)
(click para ampliar)

Las fotografías (disculpad por su mala calidad) representan el clásico montaje antes y después... Lo curioso de las mismas es que están tomadas con una diferencia de apenas 30 segundos. De lo que se deduce que toda esa gente (y toda la que no se ve en la foto) no estaba admirando el stand precisamente...

Ahora en serio. A lo mejor soy un poco raro y no entiendo de placeres humanos pero... ¿qué gana toda esa gente revoloteando al lado del personaje famoso? ¿esperan convertirse en amigos íntimos? ¿están experimentando alguna experiencia orgásmica colectiva? ¿acaso esperan que se les pegue algo? ¿una revelación divina? O simplemente, tal vez, se trata de lo que en mi pueblo llaman borreguismo...

Update 2-XI-2005: He encontrado la nota de prensa sobre la intervención de la ministra en la web del Ministerio de Vivienda.

Publicado por Agustín a las 13:05

|

Por decir algo...

El (Beta)Blog de Agustín Raluy