Por decir algo...
El (Beta)Blog de Agustín Raluy
lunes, septiembre 17, 2007

SpiralFrog... pues, de momento, va a ser que no

Bueno... pues no-sé-cuánto-tiempo-después vuelvo por fin a escribir unas líneas en este blog. Y, aunque tenía pensado escribir sobre estas dos últimas semanitas de buen baloncesto en directo (me lo he pasado pipa con el Eurobasket), mi vena más geek me obliga a escribir sobre el último juguetito-web que acaban de probar... SpiralFrog



Para aquellos a los que no les suene de nada, se lleva hablando ya desde hace bastante tiempo sobre este sitio. ¿Qué ofrece SpiralFrog? Música gratuita y legal financiada con publicidad. En teoría un sitio en el que encontraremos los catálogos de las majors... en libre acceso.

Sin embargo, desde aquellas primeras reseñas que anunciaban únicamente una declaración de intenciones, había pasado casi un año sin mucha más información hasta que a principios de mes volvió a salir a la luz con datos ya más tangibles, al tiempo que se abrió la polémica en torno al DRM que supuestamente implementaría. Pues bueno, desde hoy ya está disponible el servicio, y bueno... ya me conocéis, no he podido resistirme a probarlo y contarlo de primera mano.

La primera sorpresa la encontramos nada más intentar entrar en la web: una pantalla de bienvenida nos indica que el servicio sólo está disponible en Estados Unidos y Canadá y nos ofrece una cajita de texto para que dejemos el email y recibir el aviso de disponiblidad cuando esté listo. En fin, nada que un buen proxy* no pueda solucionar... ;)

Una vez registrados y logueados ya podemos navegar por todo sitio. Como decíamos más arriba, el servicio está financiado con publicidad, que encontraremos mientras navegamos. Aunque la publicidad es bastante evidente, no resulta demasiado intrusiva, con lo que la navegación se realiza de forma bastante ágil. Podemos movernos con libertad por el catálogo buscando por géneros, artistas, títulos... un catálogo en el que encontraremos no sólo música sino también videos musicales, ambos disponibles tanto en streaming (ver/escuchar directamente en la web) como en descarga.

Descarga... llegamos al meollo de la cuestión. Pues sí, era cierto, podemos descargar toda la música que queramos: gratis y con un sólo click por canción. Eso sí, tal y como se suponía, los ficheros descargados vienen con su correspondiente DRM. Concretamente el sistema escogido para ello ha sido el de Microsoft.

¿Cómo son estos ficheros?
-El audio está codificado a 128 kbps, mientras que el video se encuentra disponible en dos versiones: en modo Low Res (320x240 - 300 kbps) y en modo Hi Res (416x320 - 1000 kbps), ambos modos con una marca de agua integrada que hace referencia al propio sitio web.
-Los formatos son .wma para audio y .wmv para video, es decir, a priori incompatibles con Linux, Mac y muchos reproductores portátiles (especialmente iPod, dejando fuera al reproductor con mayor cuota de mercado).
-Al llevar DRM incorporado, los ficheros tampoco funcionarán en aquellos reproductores portátiles que, aunque soporten el formato WMA, no estén preparados para gestionar el sistema de restricción de derechos de Microsoft.
-Según se comenta (todavía es muy pronto para poder comprobarlo) todos los ficheros descargados vienen con fecha de caducidad y dejan de ser operativos si no se visita la web de SpiralFrog (y por lo tanto se ve la publicidad) en un cierto tiempo.

Si nos quedamos con lo expuesto hasta ahora... pues no se puede decir que SpiralFrog esté nada mal. A fin de cuentas estamos hablando de un servicio gratuito y, para qué negarlo, el sistema de DRM de Microsoft está crackeado desde hace ya tiempo y eliminar el DRM de los ficheros no nos supone ningún esfuerzo más allá de un simple click.

Entonces... ¿por qué digo que, por el momento, va a ser que no? Pues muy sencillo: porque es incomodísimo. Aunque más arriba he comentado que la navegación por el sitio era bastante ágil, ya no puedo decir lo mismo cuando llegamos al tema de las descargas. Éstas se realizan mediante un gestor de descargas que es necesario instalar en nuestro equipo y que se controla directamente desde la propia web. Gestor que tiene un ligero problema: es necesario realizar las descargas una a una. Me explico: imaginemos que quiero bajarme los 3 discos (unas 35 canciones) de mi grupo favorito utilizando SpiralFrog. Buscaría el nombre del grupo, llegaría hasta sus álbumes y en cada uno de ellos le daría al botoncito de 'Download entire album'. En ese momento las canciones que componen los 3 discos pasarían a la zona de descargas. Allí, haría click para comenzar la descarga... ¡de la primera canción! En cuanto la primera canción se ha completado, entonces podría proceder a hacer otro click para comenzar con la segunda. Y después la tercera, y la cuarta... no hay quién aguante ese proceso más allá de la quinta canción. Eso sin contar con los innumerables fallos de transmisión y reintentos necesarios hasta poder completar una descarga.

Entiendo que su fuente de financiación es la publicidad, y por ello les interesa que tengas que pasar bastante tiempo en la web para conseguir que sus impresiones publicitarias tengan mayor probabilidad de impacto. Pero entre que normalmente disponemos de poco tiempo para perder y que nos encontramos en un mundo online en el que prima la inmediatez... el proceso de descarga se torna en algo completamente inaceptable, sobre teniendo en cuentra la existencia de otros canales alternativos que nos ofrecen lo mismo con un esfuerzo mucho menor.

Resumiento... sí, muy buen planteamiento; pero no, de momento, no... si a lo comentado anteriormente le sumamos lo limitado (por ahora) del catálogo (apenas 600.000 canciones frente a los millones disponibles en otros servicios) me sigo quedando con mi suscripción a Yahoo! Music Unlimited. No obstante, continuaré siguiendo la evolución de SpiralFrog: estoy convencido de que con el tiempo serán capaces de ajustar la fórmula y llegar a ese delicado equilibrio en el que todos ganen/ganemos.

*Nota: el proxy sólo es necesario para pasar la primera pantalla. Una vez estamos registrados, ya no es necesario.

Publicado por Agustín a las 18:28

|

Por decir algo...

El (Beta)Blog de Agustín Raluy