Por decir algo...
El (Beta)Blog de Agustín Raluy
jueves, diciembre 27, 2007

El retorno del Sr. Martínez

Empezaré este post con una perogrullada: detrás de cada bloguero hay una persona. Y ahí reside precisamente la belleza de este mundillo. Al igual que las personas que hay detrás los blogs nacen, crecen, se reproducen (inspirando a otros que a su vez abren otros blogs) y, eventualmente, mueren.

Algunas de estas desapariciones son anunciadas previamente por sus autores, a modo de últimas palabras para la posteridad o de carta de despedida. Otras, simplemente, suceden sin aviso previo.

Sin embargo, y a diferencia de las personas, los blogs pueden resucitar. Tal vez las circunstancias que rodean a esas personas que hay detrás vuelven a ser favorables, o disponen de más tiempo para dedicarlo a escribir, o simplemente... les apetece volver a la carga.

La cosa es que esta mañana me he llevado toda una sorpresa al abrir mi agregador. El renglón de uno de los blogs más interesantes que recuerdo volvía a estar iluminada... casi un año y medio después de anunciar el cierre temporal. Pues sí, el Sr. Martínez regresa con su Estratega. Y además, vuelve adaptado a los nuevos tiempos (new and improved que dirían por ahí) subiéndose al carro de Twitter.

¡Bienvenido de nuevo, Sr. Martínez!

Moraleja: nunca elimines un buen feed de tu agregador; el día que menos te lo esperes puede darte una agradable sorpresa.

Publicado por Agustín a las 10:25

|
martes, diciembre 25, 2007

¡Feliz Navidad! Aunque sea tarde...

Pues eso, que aunque sea ya un poquito tarde, aprovechando que ya vuelvo a tener una conexión disponible me gustaría felicitaros un año más las fiestas.

Esta vez (ya lo siento, pero no creo que valga la pena empezar a prepararlo a estas alturas) tendrá que ser sin dibujos más o menos inspirados y sin felicitaciones personalizadas... pero con el mismo cariño, si no más, que siempre.

¡¡Feliz Navidad!! Paz y amor.

Publicado por Agustín a las 20:47

|

Where is my mind...

Recien llegado de nuevo a Zaragoza, me tomo la libertad de tomarles prestado a los Pixies el título de una de sus temas más conocidos para excusarme por no haber felicitado todavía la Navidad este año...

Y es que vaya fin de semana, a veces no sé ni para qué tengo esta cosa encima de los hombros más allá de para sostener las gafas. El viernes perdí la cartera: dinero, tarjetas y documentación. La saqué para tratar de pagar la comida, y ya no recuerdo qué hice con ella a partir de ese momento.

El sábado, más de lo mismo. Cojo el tren para volver al pueblo por Navidad, me llevo el portátil para intentar aprovechar algo el puente y ya con el tren en marcha... me doy cuenta de que me he olvidado la fuente de alimentación en Zaragoza. Lo peor de todo es que las escasas dos horas que aguanta la batería sin alimentacion externa las malgastamos con el DVDScreener de I Am Legend: floja, floja, floja.

Pero bueno, después de todo, prefiero mirar las cosas por el lado bueno y pensar que la cartera estaba tan destrozada que le hacía falta ya un recambio (y casualmente me han regalado una nueva por Navidad); y que, después de todo, tal vez le hayan venido bien a mi cabecita unos días obligado a no trabajar :)

Publicado por Agustín a las 19:59

|

Por decir algo...

El (Beta)Blog de Agustín Raluy